Las actitudes de los consumidores hacia el spam siguen cambiando drásticamente, exigiendo un cambio igual en las estrategias de marketing de correo electrónico.

A inicios de la década del 2000, el spam fue catalogado com correo electrónico malicioso, no solicitado. A finales de la década del 2000, los proveedores de clientes de correo electrónico bloquearon con eficacia de la bandeja de entrada todo el spam malicioso, y los consumidores redefinieron el spam como aquel correo electrónico que es irrelevante y de otra manera no deseado, incluso si le habían dado permiso a la marca para que les enviaran correo electrónico.

Para entender cómo los consumidores definen actualmente el spam y por qué terminan las relaciones de correo electrónico con las marcas, Litmus y Fluent encuestaron a más de 1.300 adultos estadounidenses, utilizando la tecnología de publicación de anuncios de Fluent.

Sus resultados indican que los consumidores han ampliado aún más su definición de correo no deseado.

"El que un usuario de correo electrónico informe de un correo electrónico como spam ahora se ve afectada por algo más que el contenido del propio correo electrónico", dice Jordan Cohen, director de marketing de Fluent. "También se ve afectada por la experiencia web o móvil de la página de destino, así como las recientes experiencias de la persona con la marca en otros canales."

Además de las motivaciones de quejas de spam, también se preguntó a los consumidores acerca de por qué se dan de baja. Resulta que los mismos conductores que aumentan las quejas de spam también aumentan la cancelación de la suscripción. Su investigación confirma que los consumidores están borrando la línea entre abandonos y quejas sobre spam. En sus ojos, ahora hay muy poca diferencia entre esas dos acciones.

Sobre la base de sus conclusiones, han desarrollado un plan de 7 puntos de cómo los vendedores pueden evitar quejas de spam y ampliar las relaciones de abandono.

1. Mejora tu conceder permiso para asegurar que sus consentimientos de correo electrónico son fuertes

2. Enviar mensajes de correo electrónico en cuestión en una buena cadencia

3. Crear correos electrónicos optimizados para móviles

4. Crear experiencias de la página de destino para los móviles

5. Hacer la exclusión voluntaria fácil evitar los suscriptores frustrantes

6. reaccionar a las malas experiencias de servicio al cliente

7. Mantener el interés de sus suscriptores

Hablemos de cómo podemos trabajar juntos para mejorar tus campañas de correo electrónico. 

 Enlaces interesantes: 

http://fluentco.com

http://litmus.com

Fuente: Libro Electrónico "La adaptación a Nueva definición del Spam Consumidores"